Categorías
Procesos Reciclado

Certificación que garantiza la trazabilidad del contenido reciclado 

Recyclass lanzó la Certificación de Trazabilidad de Plásticos Reciclados, un nuevo esquema de certificación que permite acreditar la trazabilidad del material reciclado desde el origen, así como el contenido exacto de reciclado de cada producto. 
Al proporcionar una información transparente sobre la procedencia del material reciclado aumentará la confianza del consumidor en relación a la sostenibilidad del producto.
La ventaja frente a otras certificaciones similares es que, en este caso, no es necesario un contenido mínimo, puesto que se determina exactamente el porcentaje de material reciclado que contiene (lo cual amplía la variedad de productos que pueden certificarse), cuya procedencia puede ser tanto pre-consumo como post-consumo. 
Esta certificación complementa a la de EuCertPlast, pues a la trazabilidad en el proceso de reciclado se añade el seguimiento hasta su transformación en un producto acabado, bajo los mismos criterios de trazabilidad.
Fueron cuatro auditores de las pruebas piloto en toda Europa. En el caso de España, fue Enrique Moliner, investigador experto en Reciclado y Sostenibilidad en Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, quien realizó las auditorías en Armando Álvarez y en Klöckner Pentaplast.  
De acuerdo con Enrique Moliner, con este estándar habrá garantías sobre el contenido de plástico reciclado en los productos y también sobre el origen del material reciclado. 
“Se trata de una herramienta imprescindible en los tiempos que corren para poder dar confianza a los consumidores y posiblemente también será clave de cara a la Administración, que ya empieza a exigir el uso de plástico reciclado en nuevos productos”.
La Certificación de Trazabilidad de Plásticos Reciclados, en cuya elaboración también colaboraron auditores de Dinamarca, Bélgica e Italia, estará operando a partir del tercer trimestre del año.
 

Categorías
Procesos Reciclado Sostenibilidad Tecnología

El Unicel no sólo es versátil en su uso, también se recicla 

La popularidad del Unicel viene acompañada de mitos y dudas que cuestionan su capacidad de reciclaje. La buena noticia es que, con el tratamiento adecuado, es un material que puede reciclarse y, de esta manera, cerrar el ciclo y reintegrarse a la cadena de producción.
Según datos de la ANIQ (Asociación Nacional de la Industria Química), y la Anipac (Asociación Nacional de Industrias del Plástico), el consumo de Unicel en México es de cerca de 125 mil toneladas anuales, de las cuales 25% son destinados a la industria de Alimentos y Bebidas, con el uso de empaques desechables y el 75% restante, para la Construcción y Embalaje.
La confusión se deriva particularmente del 25%, ya que estos no pueden regresar para la industria Alimenticia, pero sí para otros productos útiles como: placas aislantes para la construcción de edificios, puentes, carreteras, entre otros, o bien, para artículos de uso doméstico como marcos de fotografías, manualidades, y más.

El futuro del Unicel

Es innegable los beneficios que este material trajo a la humanidad, puesto que ha simplificado actividades cotidianas, al hacer más práctica la forma en la que se transporta la comida y líquidos, sin correr riesgo de derramar el contenido o sufrir quemaduras.
Cabe mencionar que en el mercado ya existen productos de Unicel biodegradables como los de la marca ConverproBio de Carvajal Empaques, que incorporan aditivos de origen natural, lo que permite acortar la vida del material garantizando la biodegradabilidad a cinco años máximo.
De acuerdo con Luz Amanda Andreu, directora de Sostenibilidad Región Norte de Carvajal Empaques, además de ser asequible para la gente, este material tiene muchas ventajas en cuanto al gasto de energía y agua, en comparación con otros. “Al ser 95% aire, ayuda a conservar la temperatura de los alimentos de una manera segura e inocua”.
Sobre este punto, es importante destacar el uso apropiado que desde empresas, gobierno y sociedad se debe hacer para una correcta separación y manejo de residuos a fin de evitar problemas medioambientales. 
“Al reciclar este material, garantizamos su incorporación en los procesos de economía circular, así como una disminución de residuos que benefician al planeta”.

Conozcamos más del Unicel

El Unicel se compone de 95% de aire y 5% de plástico Poliestireno Expandido: el aire se inyecta a las perlas de plástico para formar el espumado, lo cual lo hace muy ligero y comprimible. Se puede identificar por las letras PS, acompañadas por un triángulo y el número 6 en la parte central que indica que es un material reciclable.

  • La fabricación de envases consume menos recursos hídricos y energéticos, y produce menos gases a la atmósfera que un producto similar hecho de papel o cartón.
  • Los empaques son ideales para alimentos, ya que no hay migración de productos químicos al alimento ni filtración de líquidos.

 

Categorías
Procesos Reciclado Sostenibilidad

Pallets reutilizables evitaron la tala de 1.7 millones de árboles en 2019

La tala de árboles a nivel mundial continúa a un ritmo de 13 millones de hectáreas al año —el equivalente a entre 12% y 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero—, lo que hace urgente adoptar medidas que posibiliten un traslado de mercancías más amigable con el medio ambiente.
De acuerdo con Jorge Montaño, Mexico Country Manager & Supply Chain de CHEP LatAm, ante el triple reto de reducir costos, optimizar recursos y minimizar desperdicios, es momento de que la cadena de suministro contribuya a que las empresas muevan más bienes a más lugares de manera eficiente y sustentable.
La deforestación afecta no sólo a los hábitats naturales y la biodiversidad, sino también agrava el cambio climático al aportar entre 10 y 15% de las emisiones de carbono mundial cada año” y, bajo ese contexto, explica que el uso de pallets reutilizables reporta beneficios, tanto para los negocios como para el planeta. 
En 2019 —detalló Montaño—, las soluciones que la empresa ofreció a sus clientes representaron a nivel global 1.7 millones de árboles no talados, los cuales pueden llegar a absorber hasta 1.1 millones de toneladas de CO2.
Cabe destacar que CHEP fabrica pallets en madera proveniente de fuentes sustentables —bosques de cultivo en Chile y Brasil—, y los pallets que se desocupan a lo largo de la cadena de suministro se envían a centros de servicio donde se inspeccionan para asegurar su alineación y dimensiones, a fin de que se puedan reutilizar bajo los mismos estándares de calidad.

Tarimas plásticas 

Las industrias progresivas, además de recurrir a pallets fabricados con madera proveniente de fuentes sustentables, también reconocen el uso de las tarimas plásticas, con las cuáles se reducen costos, se participa de la economía circular a través de material plástico reutilizable y reciclable, a la vez que se optimiza la cadena de suministro. 
En este sentido, tarimas plásticas o pallets de madera, ambos bajo producciones responsables con el medio ambiente, son opciones que las empresas líderes buscan para sus aplicaciones de producción en proceso, almacenamiento y distribución.  
Es importante mencionar que, ante los incendios forestales sin precedentes en Brasil, California y Australia, este año el tema del Día Mundial del Medio Ambiente giró en torno a la biodiversidad. 
De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, los bosques albergan alrededor de 80% de la biodiversidad terrestre mundial, de ahí que los esfuerzos por apoyar la protección, restauración y uso sustentable de los ecosistemas terrestres, sea un factor clave en las distintas industrias.
 

Categorías
Procesos Reciclado

Primer producto en el mercado que utiliza el reciclaje molecular

Eastman producirá Tritan™ Renew con tecnologías de Reciclaje Circular Avanzadas, que utilizan plástico reciclado como materia prima, reduciendo el consumo del combustible fósil y la huella en gases de efecto invernadero. El copoliéster de la compañía es el primer producto en el mercado que utiliza el reciclaje molecular.
De acuerdo con Mark Costa, presidente del Consejo y CEO de Eastman, desde el año pasado la firma progresó de forma considerable en la creación de soluciones sustentables que conviertan millones de kilos de desechos en nuevos materiales.
“En 2019, comenzamos el reciclaje a escala comercial para un amplio conjunto de plásticos, con lo que evitamos que los materiales lleguen a los basureros, sean incinerados, o incluso peor, terminen en el medio ambiente”.
Cabe destacar que las tecnologías de Reciclaje Circular Avanzadas de la compañía: la tecnología de renovación de carbono (CRT, por sus siglas en inglés) y la tecnología de renovación de poliéster (PRT, por sus siglas en inglés) tienen una huella de carbono significativamente más baja que los procesos de producción cuyas materias primas son a base de combustibles fósiles. 
En este sentido, las innovaciones en reciclaje molecular del Grupo pueden regresar los residuos plásticos a su fórmula molecular infinidad de veces, creando la posibilidad de un futuro realmente circular.
Como refiere Scott Ballard, vicepresidente y gerente general de Specialty Plastics de Eastman, Tritan Renew agrega contenido reciclado certificado y ofrece una de las soluciones de sustentabilidad más interesantes disponibles.
 

Categorías
Procesos Reciclado Sostenibilidad

Cuidado del medio ambiente se logrará solamente en colaboración 

Como refiere Aldimir Torres, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac), urge migrar de una Economía Lineal: consumo y desecho, a una Circular: ecodiseño, para preservar el medio ambiente. No obstante, y de acuerdo con el directivo, es necesario “dejar atrás los mitos y basarnos en los análisis de ciclo de vida que permitan conocer impactos reales”.
Durante el webinar: ‘Economía Circular, acciones encaminadas y su impacto en el medio ambiente’, organizado por la Anipac en colaboración con la Sedema, Estado de México, trascendió la importancia del trabajo coordinado entre autoridades, sociedad y gobierno que fomenten en el ciudadano mecanismos que mitiguen el daño ecológico.
Jorge Rescala, secretario de la Sedema del Estado de México, hizo énfasis en la conciencia que las sociedades deben acrecentar en función de proteger y cuidar al planeta, por lo que, desde su punto de vista, es necesario transformar hábitos y multiplicar esfuerzos que disminuyan el fenómeno del cambio climático
“De las más de 100 mil toneladas de residuos sólidos que se generan en nuestro país, el 17% se produce en nuestra entidad. A la tarea de manejar esta gran cantidad, debemos sumar las 9 mil toneladas de la Ciudad de México y las 12 mil toneladas de manejo especial que tienen origen en los grandes generadores de la industria de Transformación y Servicios. En este sentido, podemos afirmar que el Estado de México tiene la tarea más grande a nivel nacional”.
Sin embargo, bajo ese contexto, explicó que seis de cada 10 toneladas de residuos urbanos en el Estado de México llegan a rellenos sanitarios que cumplen con la normatividad, que el 100% de los residuos de manejo especial tiene un destino adecuado y que ocho de cada 10 toneladas se recicla.
A decir de Aldimir Torres, México genera per cápita 1.16 kilogramos por día, “encabezamos la lista después de Chile con 1.15 kilogramos y Argentina con 1.14 kilogramos. Es urgente la aplicación de políticas públicas en donde se tome en cuenta la Economía Circular”.
 

Categorías
Procesos Reciclado

Con economía circular es posible recuperar el 90% de Poliuretano 

La economía lineal convierte los recursos naturales en productos que, una vez utilizados, se eliminan sin considerar la opción del reciclaje. No obstante, al tomar iniciativas como el reciclaje y la reutilización, el impacto social y ambiental disminuye. Otra alternativa sustentable es reducir el consumo y, por lo tanto, la generación de residuos; todas estas, premisas fundamentales de la economía circular.
Ante un panorama poco favorecedor para el medio ambiente, son importantes los proyectos que extienden la durabilidad de un producto, puesto que son diversos los beneficios ambientales, sociales e incluso económicos. 
Muchas organizaciones y empresas se preocupan por brindar soluciones de economía circular, como ocurre con PUReSmart, proyecto europeo que tiene como objetivo cambiar y mejorar el ciclo de vida actual del Poliuretano (PU) a través de métodos aplicables que transforman el componente en un material más sostenible.
El PU es un polímero termoestable, por lo tanto, las espumas de PU, como los colchones y la tapicería son difíciles de reciclar y la mayoría se envían a vertederos o plantas de incineración de basura con recuperación de energía, sin embargo, estos procesos originan sustancias tóxicas perjudiciales para el medio ambiente, por lo que PUReSmart busca implementar tecnologías enfocadas a realizar un reciclaje químico beneficioso.
El consorcio está constituido por nueve miembros de seis países europeos encargados de desarrollar tecnologías inteligentes de clasificación que permitan separar los materiales de Poliuretano End-of-Life (EoL) para crear nuevos productos. 
La estrategia de clasificación durará cuatro años, durante los cuales los socios trabajarán en conjunto para recuperar el 90% del material de PU al final de su vida útil. Esta iniciativa de economía circular cuenta con una inversión de 6 millones de euros y está financiado por la Unión Europea en el marco del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020.
De acuerdo con Katharina Ander, miembro del equipo de Investigación y Desarrollo de Redwave, se prueban diferentes sensores para diferenciar las espumas de Poliuretano. “Nuestra tecnología podrá clasificar las espumas de PU al final de su vida útil en diferentes fracciones. Estas fracciones posteriormente serán alimentadas por procesos de reciclaje químico o mecánico”.
 

Categorías
Procesos Reciclado

Alejandro Andrade: Reciclaje de Charola a Charola, la nueva tendencia en reciclaje de PET grado alimenticio

Desde el año pasado, Innovateck trabaja con distintas empresas que buscan reintegrar charolas post-consumo a sus procesos de extrusión de láminas de PET. En estos proyectos sustentables, las compañías requieren de un sistema de acopio adecuado y/o de solicitar la recolección de las charolas que se pueden reciclar.
De forma adicional, también se pueden incorporar los finos al proceso de reciclado con la ayuda de Herbold Meckesheim, firma alemana representada en México por Innovateck.
En lo referente a la economía circular, de acuerdo con Alejandro Andrade, Chief Strategy Officer en Innovateck, Herbold Meckesheim desarrolló tres equipos: 
1) El Secador Mecánico Vertical Escalonado, para reducir la generación de finos hasta en un 75%, 2) El Molino de Alimentación Forzada para incrementar capacidad y 3) El Hidrociclón, que separa las etiquetas de papel y otros por densidad con una fuerza impulsora 12 veces superior a la de un tanque de flotación tradicional.
Sobre este punto, nuestro entrevistado destaca los seleccionadores ópticos, que permiten distinguir las charolas de las botellas y que ayudan en la separación de hojuelas que contienen etiqueta o pegamento.
“Otra de las tendencias sustentables en el mercado mexicano son los equipos orientados a recuperar o mantener la viscosidad. Además, se empiezan a hacer pruebas de laboratorio para procesos de reciclaje aún más ambiciosos”. 
Para las pruebas de calidad, así como de investigación y desarrollo, hizo énfasis en el gabinete Multiinspection para pruebas de laboratorio en línea del fabricante alemán Collin que determina propiedades ópticas y mecánicas, así como contaminantes en un solo equipo y en tiempo real.
A decir del directivo, en los 15 años que lleva de historia el grupo, nunca se había visto un boom en uso y demanda de materiales reciclados como el actual.
 

Categorías
Procesos Reciclado

Antonio Donnadieu: “El reciclaje en la Industria del Plástico no es un mito”

El ataque contra el plástico no es algo nuevo. Tampoco es nuevo que la Industria del Plástico trabaje para hacer sus procesos más sostenibles. El problema surgió en los últimos años, derivado de algunas imágenes que circulan por las redes sociales y que llegaron a los consumidores. 
A pesar del señalamiento mediático, México está reaccionando de manera positiva. De hecho la industria del Reciclaje en el país es de las más importantes a nivel mundial, puesto que, a diferencia de otros lugares, cuenta con varias plantas de reciclaje. 
Si bien hay un ataque excesivo y, muchas veces, sin fundamento hacia los plásticos, es verdad que se debe trabajar para conseguir un porcentaje mayor de reciclado. También se debe hablar del tema, y aclarar los mitos y las realidades del plástico. 
En función de fortalecer la economía circular en la Industria del Plástico, apoyado con equipos de Erema, Sorema, Büller y Polymetrics, Envases Universales montó una planta de reciclado en Apan, Hidalgo. 
El objetivo de la compañía es ofrecer un mayor contenido de reciclado a los envases que fabrica a sus clientes; así como producir una resina botella a botella de grado alimenticio y con propiedad de transparencia, aprobadas por las principales marcas de bebidas a nivel mundial. 
La planta de reciclado, ya con una red de acopiadores establecida, tendrá una cantidad de salida de 60 mil toneladas. 
El costo de la resina reciclada a largo plazo será competitiva. Ahora la resina virgen es más accesible en precio, pero la tendencia hacia el material reciclado va en aumento; esto ayudará a que los precios de los productos sean eventualmente más estables; también se debe tomar en cuenta que el componente de la resina virgen es volátil. 
La consigna social que juzga al plástico, muchas veces desconoce que el PET (Polietilén Tereftalato) es un material barato, resistente y con una huella de carbono muy baja. Las marcas tienen la responsabilidad de informar al consumidor. Sin envases de plástico, llegarán al mar más latas y botellas de vidrio. Eliminar el plástico no es la solución; pero sí lo es, por ejemplo, la disposición adecuada de los residuos para su reciclaje. 
El Acuerdo Nacional para la Nueva Economía de los Plásticos, que firmó recientemente el Senado de la República, significó un paso importante para la Industria del Plástico. Aunque lo ideal sería asumir un compromiso de reciclado y de reuso, no sólo en plásticos, sino en todos los materiales. 
Envases Universales consta de tres divisiones en manufactura de envases: 1) PET, 2) aluminio para bebidas y 3) de alimentos y línea general, este último enfocado en envases para conservas, productos del mar, latas para aerosoles, pinturas, cubetas de plástico y acero, entre otros. 

Categorías
Procesos Reciclado

En México se reciclan todos los plásticos que sí se pueden reciclar

A fin de garantizar la eficiencia de agua, energía y residuos, las soluciones que implementan la industria Alimentaria, Farmacéutica y Plásticos, entre otras, van desde reintegrar aguas negras a nuevos procesos productivos, hasta mover la subestación eléctrica de alta a baja, instalar plantas de cogeneración, trigeneración, cambiar chillers y calderas, así como valorizar todo lo que se ha catalogado, por ley, como residuo peligroso, explica Ricardo Reyes, director de Soluciones Industriales de Veolia, en entrevista para Ambiente Plástico.
Como refiere el directivo, valorizar el plástico es complicado, porque este material, muchas veces, se encuentra en productos de un solo uso. No obstante –asegura–, “en México se reciclan todos los plásticos que sí se pueden reciclar. Tal es el caso del famoso PET (Polietilén Tereftalato)”.
A decir del directivo, la economía circular es un concepto muy complejo, puesto que en el mundo de los plásticos hay distintos materiales, sin embargo, en función de promover el reciclaje, Veolia Corporación ya trabaja con los grandes químicos para encontrar una solución que cambie o modifique el gen del plástico y éste pueda ser reutilizable. 

“Con la valorización de los materiales contaminados se produce, por ejemplo, combustible formulado que, como sustitución del coque, se vende a las cementeras. Este producto cumple con las especificaciones de cantidad de cloro, humedad, así como de ciertos compuestos de metales pesados que no contaminan, además de que resulta un producto más barato”. 

Cabe destacar que Veolia, empresa francesa, opera en México, desde hace varios años, en los ámbitos municipal e industrial, y en tres líneas de negocio: agua, energía y residuos. A nivel municipal, la compañía provee de agua potable a la población, brinda energía renovable y gestiona los residuos. Mientras que, a nivel industrial, disminuye la huella en los procesos de las compañías. 

Categorías
Procesos Reciclado

Moda: Lentes de sol elaborados con materiales reciclados

Los encargados de este proyecto, que supone un avance más en economía circular dentro del sector de la moda, son Covestro y la start-up Miniwiz de Taiwán, compañía especializada en Policarbonato Reciclado Postconsumo (PCR) y desechos industriales. 
Los lentes de sol se elaboraron con botellas de agua PCR y residuos de trigo, sin usar aditivos adicionales; las gafas tienen un aspecto elegante, natural y estético. A través de esta aplicación para la industria de la Moda, se reduce al mínimo el uso de plásticos que provienen de combustibles fósiles y la cantidad de residuos generados en cada proceso.
Cabe destacar que, para este 2020, Covestro tiene dentro de sus planes una estrategia basada en la circularidad en sus diferentes áreas. Todo eso, con el objetivo de aumentar su contribución a los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, como lograr una economía circular dentro de los procesos de la industria Química. 
Como refieren los directivos de la compañía, es importante darle una segunda vida a los residuos, ya que, a pesar de que los plásticos protegen al ser humano, como ocurre actualmente frente al COVID-19, los desechos se convirtieron en un desafío ambiental. 
Explican que, cuando los productos llegan al final de su vida útil, no deberían desecharse, ni arrojarse a los vertederos, sino ser considerados como un recurso valioso para obtener materiales. En este sentido, cabe destacar que además de lentes, con el Policarbonato Reciclado Postconsumo se pueden fabricar ordenadores portátiles, entre otros productos.